instalacion de persianas

¿Sabías que en otros países de Europa no se usan persianas?

Las persianas son una seña de identidad de las ventanas de los hogares españoles. Para nosotros, es totalmente impensable no contar con este elemento en nuestras casas. Se trata de un elemento mecánico que se coloca en el exterior o interior de un balcón o ventana para regular el paso de la luz y el control de la privacidad. Y es que, efectivamente, a pesar de que en España disfrutamos de un gran número de horas de Sol, necesitamos, por ejemplo en verano, protegernos de la luz excesiva y sobre todo de las altas temperaturas; para ello, la persiana se ha posicionado como un elemento totalmente indispensable y que, además, proporciona privacidad frente a nuestros vecinos.

Pero, ¿sabías que España es el único país europeo en el que se utilizan las persianas? así es, y la razón es todavía desconocida, más bien, se plantean varias hipótesis. El modo de vida en nuestro país más hacia dentro de nuestras casas y dejando lo bonito y estético para el interior, es una seña de identidad de la cultura andalusí que dejó su huella durante años en nuestro país, por ejemplo, el cuidado de los patios interiores; esta teoría contrasta con la personalidad de los españoles, absolutamente abierta y viviendo en la calle. Otra justificación puede ser también la clara influencia católica en nuestro país, relacionada con unos ideales basados en el qué dirán.

Ventajas e inconvenientes de las persianas

En cualquier caso, las persianas son un elemento más de la decoración y usabilidad de nuestras ventanas y, por tanto, presentan una serie de ventajas e inconvenientes. Las principales ventajas son que presentan un excelente sistema de control lumínico que permite conseguir una oscuridad total durante la noche y casi total durante el día; sirven también de protección solar ya que evita la entrada de luz solar no deseada; además, determinados tipos de persianas mejoran la seguridad de la vivienda.

En cuanto a los inconvenientes, la principal desventaja que nos encontramos es el puente térmico es decir, el cajón de la ventana está lleno de aire a temperatura exterior, traduciéndose en una pérdida de energía de forma continua; además, el cajón de la persiana no es estanco lo que supone una constante entrada de aire y de ruido. En cuanto a la limpieza, las persianas son elementos de difícil limpieza y aunque tienen una vida muy útil muy extensa, con los años terminan enrollándose mal, se atascan o simplemente no suben más allá de un punto.

 

No Comments

Comments are closed.